Mercadillos navideños

Mercadillo navideño de Dresden

Mercadillo navideño de Dresden

Alberto I de Habsburgo, rey de Alemania, decidió allá por el 1.298 otorgar el privilegio a los ciudadanos de Viena de tener un ‘Krippenmarkt’ o mercado de diciembre. Este podría considerarse el tatara-tatara-tatarabuelo de los mercadillos navideños de hoy por toda Europa.

Aunque en la edad media prácticamente sólo existían en el centro del continente, desde el siglo XVIII se extendieron por todos los rincones del mapa. Hoy día podemos encontrar los más espectaculares en ciudades como Nuremberg, Praga o la misma Viena.

Ya en 1.786 se nombra un puesto a pies de la catedral de la ciudad condal. A pesar de no tener la ayuda de la nieve para las fotos, la Fira de Santa Llucía en Barcelona es un mercado que no dejará indiferente al visitante. Como no podía ser de otra forma, entre mulas, bueyes y lavanderas, podemos encontrar a algún pastorcillo que no llegó a tiempo al lavabo, o a un gracioso tronco con gorro que nos sonríe.

En Madrid por otro lado, podemos encontrar junto a los adornos del árbol infinidad de pelucas y gorros a cada cual más estrafalario que el anterior.

Cada ciudad, cada pueblo, cada familia tiene sus tradiciones, y todas empezaron por algún motivo en algún momento. ¿Cuál es la tuya?

¡Felices viajes y hasta pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s